12:25 pm - Jueves Noviembre 15, 2018

¿Por qué quebró la empresa CIAL de Alejandro Becker?

Claudio Nuñez
mmm

Luego de 38 años de operación, la empresa constructora CIAL se declaró en quiebra, dejando así a 1.200 trabajadores cesantes, creando un impacto social que remece –aunque no se nota- al Gobierno regional. No se descarta una fuerte lucha política entre RN y Evópoli.

 

 

Muy mal comenzó la semana para las autoridades regionales y nacionales. A la quiebra de la empresa Maersk, que dejó a 1.209 trabajadores despedidos en san Antonio, Quinta Región, el propietario de la empresa CIAL, Alejandro Becker, informaba el quiebre de su empresa y el despido de más de un millar de sus trabajadores.

Impactó la información, porque ocurrió precisamente en un tiempo en que las nuevas autoridades políticas están haciendo esfuerzos para ofrecer una región tranquila y de grandes oportunidades para los inversionistas.

El cierre de CIAL cayó como un balde agua fría y provocó malestar en algunas autoridades, quienes reconocieron en el off de record que no podía hablar de la materia porque para la vocería en esta materia estaban claramente señaladas y nadie más podía hablar de la materia.

Alejandro Becker, quien mantuvo por más de 38 años en pie su empresa, fue claro al informar a sus 800 trabajadores directos y 400 en forma indirecta, que adoptaba esa decisión porque el Ministerio de Obras Públicas no pagaba las 16 obras que había asumido en contratos con ese organismo del Estado.

Alejandro Becker Puebla, ingeniero y fundador de la empresa “Constructora Ingenieros Asociados Ltda.” no fue visto más después de informar a sus trabajadores la quiebra, pero informaciones señalan que fue internado en la Clínica Alemana al sufrir problemas al corazón, el mismo y lamentable día lunes 18 de junio.

Según la empresa, la gran razón es que el MOP no le ha pagado por trabajos concesionados, algo que fue negado primero por el seremi y luego por el jefe de la cartera.

Sin embargo, especialistas han descartado que la quiebra sea un indicio de una debilidad en el área. De hecho, las proyecciones para el rubro hablan de un avance de 3%.

 

Seremi: No hay deudas

 

¿Usted ha visto alguna vez cuando hacer agua en el aceite caliente? Así fue la reacción de autoridades regionales y del gobierno central, como también de privados, al conocer estas declaraciones.

El primero fue Henry Leal (UDI), secretario regional ministerial de Obras Públicas, quien manifestó que a nivel regional no se registran deudas con la empresa CIAL y que todos los avances de las seis obras contratadas están pagadas según los el compromiso firmado por las partes.

Pero no solo se quedó en eso. Anticipó que las garantías financieras que están en poder del Ministerio de Obras Públicas, serán cobradas pero el dinero será entregado a los trabajadores, para cancelar prioritariamente a la cancelación de las imposiciones de quienes perdieron su fuente laboral.

 

 Es mala noticia

 

“Cuando una empresa quiebra, es una mala noticia”, dijo leal cuando se le preguntó por esta decisión empresarial. “Queremos que las empresas crezcan, que den trabajo”, agregó “que aún no está formalmente declarad la quiebra pero sí tenemos antecedentes que una empresa la ha solicitado. Seguramente en las próximas semanas habrá novedades en los tribunales”, señaló el miércoles Leal.

“Nuestro reglamento interno establece que si una empresa abandona una obra sin motivos justificados por un período de de más de 15 días, es motivo suficiente para poner término anticipado al contrato y poder liquidarlo”, agregó Leal.

En cuanto a las obras, dijo el seremi que hay una obra en Villarrica “que tiene bastante más tiempo de abandono. Los demás contratos, que son cinco, tenemos que esperar los plazos legales para tomar las decisiones.

 

Instrucciones precisas

 

En relación a los trabajadores, dijo haber recibido instrucciones precisas del intendente Luis Mayol, para “no dejar abandonas a las familias. El gobierno no va a abandonar a los trabajadores, tenemos las boletas de garantías y también retenciones. Cada vez que se cursa un estado de pago, retenemos un 5 o un 10% en arcas del Ministerio justamente para que si ocurre una eventualidad como esta, tengamos los recursos para pagar todas las leyes sociales, sueldos, finiquitos y leyes sociales”.

“Nosotros encontramos –señaló Henry Leal- que llegaban a nuestras oficinas proveedores, que no se les pagaban sus facturas, que estaban factorizando y es un tema que tiene bastante tiempo, antes que llegáramos al gobierno. Sin embargo, tenemos que hacernos responsables y como dije, nuestra prioridad es pagar a los trabajadores”.

Aclaró también que el MOP habitualmente toma resguardos respecto a los trabajadores que prestaban servicios para las obras contratadas por el MOP (…) “como lo hacemos con cualquier empresa”.

Comentó que  todas las obras son importantes. “Por supuesto que nos va a perjudicar. Primero perjudica a los trabajadores; en segundo lugar a la comunidad porque quedan sus proyectos abandonados y en tercer lugar al Ministerio porque tenemos programados pagos (y esto) nos va a perjudicar nuestra ejecución presupuestaria y a fin de año seguramente esos recursos no van a estar gastados”.

 

El factor político

 

De acuerdo a otras fuentes, la situación de la quiebra de la empresa CIAL tiene bemoles políticos que hablan de una profunda crisis entre los partidos de la coalición gobernante. Alejandro Becker es primo del ex diputado y actual embajador de Chile en Panamá, Germán Becker, quien perdió la batalla electoral para ser senador por la Araucanía y del actual alcalde de Temuco, Miguel Becker, todos de Renovación Nacional.

De acuerdo a esas versiones, Alejandro Becker habría perdido influencia en el Ministerio de Obras Públicas, al ser nombrado director regional de Vialidad Rodrigo Toledo, un hombre lejano a la familia Becker, porque sería cercano a otras corrientes internas y con relaciones de mayor confianza con el diputado René Manuel García (RN). Otros señalan que el ex senador PPD, Eugenio Tuma algo sabe en este tema por conocer desde muy cerca al director de Vialidad.

Pero las molestias de Alejandro Becker no solo la expresó en forma verbal, sino que decidió salir del medio al no contar con apoyo para nuevos proyectos. Otros señalaron que escuchó un tremendo no cuando se le negó el adelanto de recursos por otras obras que aun no comenzaba.

La lucha es fuerte y entre partidos de la coalición porque tanto Evópoli como Renovación Nacional tenían interés en este puesto, el brazo ejecutivo de la seremi del MOP, cuyos fondos para la realización de diferentes obras en la región es millonaria y con ello, los apetitos de interesados en futuras campañas parlamentarias por la posibilidad de llegar a diferentes sectores urbanos y rurales con obras y recursos.

Single content advertisement top
Filed in
alcaldesa,

Alcaldesa de Vilcún preocupada por intención de modificar la Ley Indígena para venta de tierras

pablo ast

Alcalde de Villarrica recibió cuestionado premio por ser uno de los mejores ediles de Chile

Related posts