1:30 pm - Domingo Julio 21, 2019

Opinión: “Cuidemos nuestro bolsillo este fin de año”

Claudio Nuñez
Humberto Salas

Por Humberto Salas

Académico Facultad de Administración y Negocios

Universidad Autónoma de Chile

Regular los gastos en estas fechas es una tarea difícil y muchas veces imposible. Frente a la avalancha de ofertas, viajes, productos y créditos que nos incitan a celebrar sin restricciones las fiestas y las soñadas vacaciones, poco espacio queda para la austeridad o la planificación.

Las fiestas de fin de año ya están a la vuelta de la esquina y nuestro bolsillo lo siente, como es habitual los gastos se disparan y tendemos a perder el control de nuestro presupuesto familiar; la consecuencia de esto es que asumamos deudas en muchos casos innecesarias para el resto del año.

La realidad es más compleja, pues en una sociedad de consumo tendemos a privilegiar la inmediatez y el futuro nos preocupa poco. Esto hace que busquemos el máximo bienestar hoy sin importar el costo futuro de este comportamiento, este es un problema social mucho más complicado de abordar, sin embargo, existen algunas recomendaciones prácticas que nos podrían ayudar a minimizar el excesivo gasto y endeudamiento estos días.

La planificación es fundamental; conocer las actividades, viajes, regalos y comidas que haremos nos permitirá estimar cuánto dinero necesitamos para encarar estas autoimpuestas obligaciones evitando el gasto impulsivo, si al realizar este ejercicio nos damos cuenta que nuestro ingreso no es suficiente para solventar estos gastos adicionales, lo lógico es priorizar y hacer recortes.

Si evaluamos la posibilidad de endeudarnos, consideremos que existe diferencia de hasta cuatro veces en lo que podemos pagar por un crédito en distintos bancos y financieras, siempre hay que comparar igual monto e igual cantidad de cuotas y elegir la mejor alternativa de acuerdo a nuestras posibilidades. Si el endeudamiento es vía tarjetas de crédito, tratemos de centralizar el gasto en una sola, así disminuyen los costos asociados a la mantención de estas. Y, por último, se recomienda que las cuotas asociadas a consumo no deben sobrepasar un cuarto de nuestros ingresos, considerando que debemos responder con otras obligaciones durante el año.

Single content advertisement top
Filed in
Eduardo Curimil Tripe

“La casa donde vivo”

Pedro Urrutia Arévalos

Ciudad Somos Todos

Related posts