11:16 pm - Lunes Noviembre 12, 2018

Opinión: Buen trato a los adultos mayores… ¡deuda pendiente!

Claudio Nuñez
constanza saffirio

Una autoridad responsable debe saber plantear acciones y respuestas a las necesidades de un 70% de personas mayores que hoy no está organizado; más bien el desafío tiene que ver con cómo las autoridades pueden articular nuevas acciones que permitan dar respuesta y soluciones distintas a los desafíos de las personas mayores.

 

Por Constanza Saffirio, concejala de Temuco.

 

En esta oportunidad me referiré a la situación de abandono que viven hoy los Adultos Mayores de Chile, y así esta interpelación va dirigida directamente a las autoridades gobernantes, por la incapacidad y negligencia del Estado que ya sobrepasó todos los límites de entendimiento de los ciudadanos, que muchas veces somos solo espectadores esperando ver siquiera UN representante comprometido con sus funciones.

Este compromiso no solo pasa por una gestión política vinculada a la relación que aquellos puedan tener con un parlamentario, sino más bien requiere de gente especializada, profesionales que conozcan las temáticas, para que de esta manera sean un real aporte a las modificaciones de las políticas públicas.

Es impresentable que hoy las autoridades de gobierno se limiten solo a un rol asistencial y de caridad, lo que no permite modificar e implementar nuevas políticas públicas, las que deben ser orientadas y guiadas con una visión y enfoque de Derecho.

Hoy, es esto lo que se hace urgente… Mirar y dar atención a esta negligencia desde un paradigma basado en dar respuesta al derecho básico humano de toda persona; actualmente se le da urgencia a lo diminuto, todo esto por cuoteo político sin ni siquiera priorizar el bien común de los ciudadanos, instalando “representantes” de gobierno (algunos) que por falta de conocimiento solo se ocupan de lo parcial.

Hoy planteo una situación muchísimo más compleja, desde la cual se vislumbren oportunidades reales para aquellos adultos mayores que son vulnerables, desde la lógica de los municipios, de asumir a los adultos mayores desde una perspectiva de entretenimiento, desde una perspectiva vinculada solo al 30% de personas mayores que están organizadas y olvidando en absoluto al 70% de adultos mayores que hoy día no se vinculan a las organizaciones sociales.

Este es un tema del cual hay que hablar. No es posible que solo nos relacionemos con las personas mayores desde la mirada de quienes movilizan recursos del Estado y mantienen una relación con el sistema a través de la institucionalidad; pues una autoridad responsable debe saber plantear acciones y respuestas a las necesidades de un 70% de personas mayores que hoy no está organizado; más bien el desafío tiene que ver con cómo las autoridades pueden articular nuevas acciones que permitan dar respuesta y soluciones distintas a los desafíos de las personas mayores.

La vulnerabilidad de ellos no pasa solamente por las pensiones, sino además por el abandono que se “entiende” es de primera responsabilidad de las familias, pero se asume que con roles públicos también  es el Estado a través de sus instituciones el que debe hacerse parte y cargo; por lo tanto, es una vergüenza que el Senama de la Región de La Araucanía no haya sido capaz de visualizar y atender a este 70% de adultos mayores que NO  están organizados; eso es  lo que muchos lamentamos.

Lo que pretendo hoy, es poner en evidencia que solo un 30% de las personas mayores, aproximadamente, tiene respuesta a través de proyectos municipales y de gobierno (a través del Senama), pero una gran mayoría sigue aún sin ser distinguido y atendido, lo que no acontece desde la lógica de sus necesidades, sin contar con respuestas y apoyo que les permitan vivir mejor, y no solamente nos referimos a aquellos que requieren cuidados especiales, sino que también aquellos que viven solos, aquellos que están en situación de calle, de los que padecen alguna discapacidad, aquellos que tienen problemas de salud mental.

En definitiva, de la totalidad de los adultos mayores que hoy forman parte de un número que requiere una demanda y una urgente solución y ocupación del Estado.

 

 

Single content advertisement top
Filed in
Oscar Facusse - Gerente Regional Sur CGE 2 (003)

Opinión: Una nueva ruta para La Araucanía

Héctor Ramírez Arquitecto U. Autónoma

Opinión: Integración social y territorial

Related posts