10:32 am - Lunes Julio 16, 2018

Hoy jueves estrenan documental “Último año” en la UST

Claudio Nuñez
31195607_1853173684704939_6320618209663781526_n (1)

Cinco amigos de una escuela pública y especial para sordos enfrentan el mayor dilema de sus existencias: están a punto de concluir la enseñanza básica y deberán continuar sus estudios en escuelas para oyentes. Luego de estar juntos desde la infancia, sus caminos se separan.

 

En Último año, estreno programado para el jueves 3 de mayo, a las 19:00 hrs en el auditorio de Santo Tomas Temuco, podrán visionar el trabajo de los documentalistas Viviana Corvalán y Francisco Espinoza quienes retratan a los niños en un momento crucial, resaltando los miedos, las dificultades y las injusticias que padecen las personas sordas en el contexto de la educación chilena.

 

“Entre el año 2011 y 2012 trabajamos en la escuela para Sordos Santiago Apóstol realizando talleres artísticos y registros audiovisuales de ese proceso”, cuentan los directores. “Nos comenzamos a preguntar: ¿dónde siguen sus estudios los niños y niñas sordas después de egresar de octavo básico? Ahí nos contaron que las escuelas para sordos no tienen continuación y que luego, por obligación y sin más opciones educacionales, debían integrarse a un colegio para oyentes y continuar su enseñanza media. Se producía así un quiebre en su educación y una discriminación invisibilizada que nos motivó a emprender este viaje”.

 

La entrada tendrá un valor de $500 estudiantes y $1000 para el público general.

 

Quinientos mil personas sordas en Chile

 

Uno de los objetivos de los realizadores es visibilizar las dificultades que enfrentan las personas sordas para acceder a la educación e integrarse tanto en el sistema educativo chileno como en la sociedad. Considerando que en el mundo existen 72 millones de personas con discapacidad auditiva y 500 mil viven en Chile. De ellos, sólo el 18% accede a la educación.

 

“Nos emocionó comprender que los niños y niñas necesitan de su lengua natural, que es la lengua de señas, para poder desarrollarse y construir un imaginario propio. Nos hizo sentir una gran injusticia y una tremenda discriminación”, comentan.

 

“Significó un regreso a la infancia, pero ahora con otra mirada y, además, en otra lengua. Antes de posicionar la cámara, teníamos que ver y comprender el sentido de la conversación de nuestros protagonistas, a través de sus manos, cuerpos y gestos. El rodaje fue un trabajo colectivo entre los protagonistas, sus familias, la comunidad escolar y nosotros”.

 

La historia se desarrolla en el universo de la amistad de 5 adolescentes Sordos, quienes han estado juntos desde la primera infancia y deben separarse por que la ley así lo estipula, revelando una realidad antigua e internacional sobre la discriminación, una lucha desigual desconocida por la mayor parte de la sociedad, en donde a las personas Sordas se les obliga a abandonar su ser Sordo y su lengua natural para así completar su ficticia educación.

 

“La ley no avanza en cuestión de derechos humanos para la comunidad sorda”, agregan. “El tiempo pasa y cada año se repite la misma situación, el gobierno de turno hace apenas movimientos mediáticos, con el fin de ganar una imagen inclusiva ante la sociedad desinformada. Pero en rigor, sólo se demuestra que a las personas sordas no las incorporan. Los niños saben que su historia la han experimentado y experimentarán muchas otras personas Sordas en el mundo y por eso decidieron sumarse a este documental”, afirman los realizadores.

 

Single content advertisement top
Filed in
asistentes degustando

Mil quinientas personas celebraron el Día de la Cocina Chilena en Temuco

DSC_0623

Artistas locales presentan más de 50 obras en hall central de Santo Tomás Temuco

Related posts