2:40 pm - Lunes Noviembre 18, 2019

Eugenio Tuma, candidato a Gobernador por La Araucanía: “No me tiembla la mano: digo que hay terrorismo”

Claudio Nuñez
tuma

“Yo digo que hay terrorismo. No me tiembla la mano que hay actos que causan terror y eso no puede ser admitido en un estado de derecho, pero sin duda esto tiene que ver con un origen que es la falta de respuestas a los actos de responsabilidad del Estado con los pueblos originarios”.

“La política ha equivocado los últimos 20 años, con gobiernos persiguiendo las demandas de los pueblos originarios, ha sido un completo fracaso. La única manera de resolver esto, es que el Estado dé una respuesta política distinta al conflicto”.

Por primera vez un candidato al inscribir su candidatura, está obligado a presentar un programa. Ese programa está sujeto a una propuesta de colectivos y ahí está la política pero también, las organizaciones sociales, los trabajadores, los gremios. Las universidades, tienen un significativo aporte en el ámbito del diseño de políticas públicas.

Los partidos, en general, están al debe. No veo tampoco en Chile Vamos presencia a nivel regional levantando las banderas de las propuestas regionales. Está ausente como también ha estado ausente la oposición”.

 

Por Héctor Cárcamo Millar

 

El sábado 15 de julio de 2017, Eugenio Tuma Zedan declaraba en ese canal y en un encuentro regional del PPD que ““Tengo legitimidad para presentarme como candidato a senador, sin embargo no lo voy a hacer (…) He tomado la decisión irrevocable de no postular al Senado”. Eso fue lo que nos dijo el 2017 y que quedó en nuestra edición 459.

Y luego agregó a Tiempo21. “Creo que 24 años en el Congreso es un tiempo suficiente como para pensar en hacer algo más. Más allá del Congreso, más allá del Senado hay más vida. Se está hablando de la regionalización y más temprano que tarde tendremos elecciones de los gobiernos regionales. He sido uno de los parlamentarios que más se ha opuesto a la elección en el 2017 básicamente porque me he propuesto seguir corriendo el cerco respecto a darles más facultades a los gobiernos regionales.  Creo que ese proyecto va a ser realidad. Ocho años más en el Senado me significaría estar impedido de colaborar en forma más cercana”.

Hoy, con su carrera lanzada como candidato a gobernador regional, nuevamente hablamos con él, de cómo ve el naipe político y cuál es su propuesta. Esto fue lo que nos dijo ahora.

 

Política al debe…

 

¿Cómo ve Eugenio Tuma, con su larga trayectoria política en el país y en la región, el panorama político de la Araucanía?

-La política está al debe con la región porque no ha habido capacidad de levantar una propuesta desde la mirada política, que atienda las demandas regionales. Pero, quiero señalar que el mérito que tiene el nuevo proceso que tiene el país en materia de descentralización, va ayudar mucho a que se ordenen las fuerzas políticas en razón de un programa. Por primera vez un candidato al inscribir su candidatura, está obligado a presentar un programa. Ese programa está sujeto a una propuesta de colectivos y ahí está la política pero también, las organizaciones sociales, las fuerzas vivas, la academia, las universidades, que tienen un significativo aporte en el ámbito del diseño de políticas públicas. La política está al debe con las universidades…

O las universidades están también al debe con las regiones…

-Lo que pasa es que hay que abrir espacios. Son acciones de conjunto. El tango  no se baila solo, se baila de a dos y por tanto tiene que haber  iniciativas del ejecutivo y en este caso del futuro gobierno regional, para abrir las puertas al quehacer de las universidades al interior del sector público. De la misma manera, abrir las puertas a todas las organizaciones sociales, a los empresarios, a los gremios, a los trabajadores. Este es un sistema de gobernanza (Nota del Editor: “Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado , la sociedad civil y el mercado de la economía” RAE), que va a tener que conversar y conciliar intereses en pos de una mirada regional en pos de común, que viene a construir un nuevo modelo para atender las demandas de bienestar regional.  Esa demanda no ha sido escuchada por el poder central. Hoya la política está desvalorizada en función de no satisfacer las demandas de la ciudadanía.  El Estado está lejos de la ciudadanía y la única manera de acercar es a través de esta reforma en que se elige a la autoridad regional que llega con un programa regional, construido desde la base, como un colectivo y un programa que hace participar a la academia, a las organizaciones sociales y a los municipios. En las municipalidades también tiene que haber un nuevo sistema de gobernanza municipal, no de administración municipal, para que se abran los espacios de participación transparente y donde los recursos se asignen en función de las necesidades objetivas y en función del conocimiento y participación de la comunidad. Por eso es tan importante en este proceso, hacer una educación cívica de lo que significa este cambio de tener intendentes que los nombra el Presidente a intendentes que se llamarán gobernadores, que los eligen los ciudadanos. Aquí hay un tremendo desafío para los partidos políticos, promover un programa que atienda las demandas de la región, más que las necesidades ideológicas del partido, las necesidades de la región. Yo soy militante de un partido pero en este caso debo privilegiar los intereses regionales. Estamos hablando de representar a la región no la de un partido. El programa es de los ciudadanos, algo bastante más transversal porque para ser elegido gobernador se necesita mucho más respaldo ciudadano de la región electoralmente que la de un senador.

Pero para esta gobernanza se requiere participación política pero al servicio de un programa. Pero esta participación hoy la vemos en Chile Vamos, pero no vemos la misma actividad en la oposición para que construya este programa.

– Los partidos, en general, están al debe. No veo tampoco en Chile Vamos presencia a nivel regional levantando las banderas de las propuestas regionales. Está ausente como también ha estado ausente la oposición. Pero creo que esta oportunidad que se le da a los partidos políticos la van aprovechar muy bien, especialmente los partidos de la oposición. Aquí hay una oportunidad para levantar las banderas de propuestas que tienen relación con las aspiraciones regionales.

 

Los temas ciudadanos

 

En La Araucanía necesitamos con urgencia un acuerdo político amplio pero lo que estamos viendo son imposiciones de los partidos que están gobernando con parlamentarios que prácticamente no viven la realidad regional porque vienen a buscar los votos y se van.

-Siendo eso un dato y a veces un hecho objetivo, lo que preocupa a la ciudadanía hoy, es que la ciudadanía no está preocupada de los partidos políticos, la ciudadanía está preocupada de sus temas ¿y cuáles son los temas de los ciudadanos? La falta de conectividad, la congestión en las grandes ciudades, especialmente Temuco y Padre Las Casas. ¿Qué apuesta hace el gobierno regional para atender esa demanda?, ¿qué apuesta hace el nuevo gobernador regional para atender el tema del medioambiente, de la contaminación, el tema de la ejecución de proyectos amigables, de ejecución de proyectos con participación de la comunidad?. Recién vimos que gracias a la movilización de mucha gente se logró rechazar un proyecto que puede ser desde el punto de vista económico un aporte para la región, pero desde el punto de vista ambiental, era muy negativo. Lo que creemos es que el futuro gobierno regional debe instaurar una modalidad de mayor participación y de protección a la vocación de los territorios. Eso tiene que primar respecto de qué tipo de proyectos se va a instalar. ¿Cuáles son las demandas regionales respecto a la conectividad no solo de Temuco sino también la conectividad rural. ¿Cuál es la otra demanda? El desequilibrio en el crecimiento. Hay comunas que están muy por debajo del subdesarrollo, al nivel de Nigeria. También hay comunas altamente desarrolladas. La desigualdad con Malleco que tiene una realidad absolutamente distinta. Creo que Malleco es la única provincia del país que sus ciudadanos se identifican con su provincia, son mallequinos. En la otra parte de la región, nadie reconoce Cautín como su territorio, reconocen a las comunas pero no a la provincia. Sin embargo, creo que ahí tenemos una gran oportunidad de presentar proyectos al menos de igualar las oportunidades que los distintos territorios pueden tener.

¿Cuáles son las otras preocupaciones de los ciudadanos, según usted?

-La seguridad. El Estado tiene que tener mecanismos para dar seguridad pero también el estado tiene que hacer algo diferente de lo que ha hecho hasta ahora desde la instauración de la mal llamada Pacificación de La Araucanía. El Estado está en deuda, no con los mapuches solamente, está en deuda con La Araucanía. Esta región también es víctima de la actitud irresponsable del Estado y el silencio cómplice que han tenido los gobiernos en toda la historia con respecto a esta región. Por lo tanto, ha llegado la hora de hacer una reparación, que solo va ser cuando el estado tenga una política pública hacia el reconocimiento de que tiene que reparar.

 

El centralismo es más fuerte

 

La Nueva Mayoría perdió la elección presidencial ¿por qué muchas de las materias que hoy reclama, no se hicieron cuando tuvieron el gobierno o no se discutieron en el Parlamento?

-Están grabadas mis intervenciones que siempre hice intervenciones desde el punto de vista de la región. Tuve intervenciones -extremas a veces- contra los ministros del Gobierno que yo apoyaba. Sin embargo, el centralismo es más fuerte.  A las autoridades nacionales poco les importa el destino de la región. La diferencia va a estar en que a partir de las elecciones de gobernadores, la región va a tener una conversación horizontal con el presidente de la República, con el Estado, los ministros y no como es hoy, una conversación subordinada a quien nombró la autoridad como representante del Presidente de la República. La región va a tener una voz que va a instalar cuáles son sus prioridades y va a establecer no solo un procedimiento para ser escuchadas sino que para ser resueltos los problemas históricos que nosotros llevamos. Por eso esta figura de la máxima autoridad elegida es parte del Estado. Esa máxima autoridad va a ser el Estado no solo va a representar a los ciudadanos. P?or tanto, va a haber un resultado absolutamente distinto: con un programa fruto de un colectivo de la región y no de un partido.

Uno de los asuntos que molesta a la ciudadanía, es que en la actividad política se repiten los mismos. De este lado o del otro. En las elecciones y después de ello, están los mismos personajes. ¿Cómo usted va a conformar su equipo, que no sean los mismos de antes?

-Mi preocupación no es si son nuevos o viejos. Mi preocupación es que sean personas eficientes, transparentes, que tengan vocación de servicio y muy buenos profesionales. No voy a representar una propuesta. Voy a asumir un colectivo no para hacer crecer el Estado inútilmente. No voy a poner más grasa al Estado. No es la solución. La solución es buscar formas de asociatividad del sector público con el sector privado, con la academia. Hay 56 mil estudiantes universitarios ¿cuántos podrían colaborarnos sacando un pequeño aporte, como lo hace el Servicio País? Ahí los estudiantes reciben el orden de los 500 mil pesos para colaborar con una comuna determinada. Durante ese período se puede amortizar el pago universitario, o un pequeño aporte como primer sueldo o alumnos en práctica. Entre los 56 mil estudiantes ¿cómo no vamos a poder crear unas mil becas a través de un fondo? El mejor ejemplo es la evaluación el aporte de los jóvenes, es muy buena, pero son muy pocos. Con la academia, las universidades, podrían participar en el diseño de políticas públicas y cómo podemos dar oportunidad a los estudiantes al gobierno regional. El gobierno regional tiene solo a 140 funcionarios entre planta y honorarios.

Hoy estamos en presencia ante un gran lamento ciudadano porque el estado no fiscaliza. Crea leyes pero no hay fiscalizadores. Hace poco se supo luego de un accidente, que una empresa tenía buses con documentación de otras máquinas y nadie detectó eso. Aquí en la región se construye y no hay fiscalización transparente como el puente o caminos…

-A propósito del puente. Siendo parlamentario advertí al primer gobierno de Piñera que no adjudicaran a la empresa Concreto porque ya teníamos antecedentes que no tenía espaldas financieras. Lo advertí y de igual manera se lo asignaron. Ahí está el resultado: tenemos un puente que ha costado tres veces su valor original. Habríamos construido tres puentes que habrían estado terminados hace rato. Y si hubiésemos hecho un diseño más modesto, tendríamos cinco puentes. Las decisiones que se han tomado han sido erróneas y equivocadas y que no deben volver a ocurrir. También tenemos asignaciones de recursos absolutamente irracionales para una obra de esa naturaleza. Pero a tu pregunta, los recursos humanos que hay son absolutamente insuficientes. En Transportes, por ejemplo, serán 10 o 15 para toda la región. Con eso el Estado no está prestando el buen servicio que debe a la comunidad. No hay funcionarios para la gran demanda que tiene la DOH, tiene buenos profesionales pero muy pocos. Hay 80 mil personas que están sin agua en la región y no se avanza porque no se abierto un modelo distinto de atención a la comunidad.

 

Sirviendo y no sirviéndose

 

Tanto en los partidos de Chile Vamos y de la oposición, ha habido una fuga de militantes, algunos históricos, que manifiestan su desencanto con la política. ¿En qué forma usted piensa reencantar a los ciudadanos con la política?

-Desde mi padre aprendí que la actividad política los une la vocación de servicio público. Y eso hay que honrarlo y hay que prestigiarlo. Y se prestigia sirviendo y no sirviéndose. Se prestigia acompañando las demandas ciudadanas. Solidarizando con ellos pero también resolviendo los temas. Los parlamentarios no tenemos hasta ahora capacidad resolutiva salvo en iniciativas legales que son bastante limitadas si llevan gasto. No puede un parlamentario presentar ninguna iniciativa que lleva gasto. Eso es materia del Ejecutivo. Tengo una fructífera labor no solo en lo legislativo, sino también en materias ciudadanas relacionadas con los datos personales, con Dicom, con regularización de viviendas, con la regularización de títulos de dominio, en cómo recuperar una garantía que se le entregó a un banco y el banco se hace el leso y no hace el alzamiento de la propiedad. Soy autor de numerosos proyectos de ley que satisfacen aspiraciones concretas de los ciudadanos. Por tanto, como legislador he demostrado mi preocupación y fidelidad con quienes me han elegido con las limitaciones que tiene un cargo parlamentario. Sin embargo, como gobernador regional seré muy ejecutivo. En otras competencias va a depender de cómo hacemos el diálogo con el poder central para ir traspasando gradualmente mayores competencias a las regiones e ir resolviendo temas importantes para la región. No es tan importante mantener una decisión en la Subsecretaría de Desarrollo Regional para aprobar una multicancha. Para los deportistas de una población es muy importante eso pero aquí hay una unidad de la Subdere pero que elabora el proyecto, lo aprueba ¿y qué pasa? Va a Santiago donde nos entrampamos porque hay que hacer un desfile de autoridades y dirigentes e ir rendirle pleitesía al subsecretario para que tenga la bondad de privilegiar una inversión para una multicancha. ¡De qué le sirve al subsecretario de la Subdere mantener esa decisión allá, en Santiago! No puede ser. Como no sirve que el subsecretario de telecomunicaciones para que otorgue una concesión radial; tampoco para una acuicultura, o inscribir un camino rural o asuntos del Compin. ¡Eso no puede ser! Tiene que regionalizarse. Sin mayores recursos, solo con transferir competencias, que no le sirven para nada al nivel central, podemos resolver muchísimos temas en la región.  Los temas de protección social, a pesar que no tenemos un sistema de protección social, más bien hay negocios de las Afepés.

 

Yo digo que hay terrorismo

 

Una de las primeras acciones del Presidente Piñera en este segundo período, fue venir a la región y presentar a un escuadrón especial de Carabineros. Ello ha significado una agudización del conflicto con comunidades mapuches. ¿Le gustó esa acción presidencial?

-Todos los gobiernos han pensado que el conflicto el Estado con los mapuches o más bien los mapuches con el Estado, tiene que ver con una solución militar o de orden de seguridad. Antes que eso, tiene que haber un acto de reconocimiento del Estado por el daño que le ha ocasionado a la región y un plan de reparación y acercamiento a las comunidades. No digo que vamos a ir a conversar con los violentistas, con aquellos que cometen actos de terrorismo.

Usted reconoce que hay terrorismo…

-Yo digo que hay terrorismo. No me tiembla la mano (reconocer) que hay actos que causan terror y eso no puede ser admitido en un estado de derecho, pero -sin duda- esto tiene que ver con un origen que es la falta de responsabilidad del Estado con los pueblos originarios. Cuando se inicia la llamada pacificación de La Araucanía, se cometió abuso con los derechos de los pueblos originarios con sus tierras, con sus derechos de agua, al respeto del medioambiente y al entorno. Si a estas alturas se dice que hay que resolver por la vía militar o de las fuerzas de orden, eso no da resultado. Por el contrario, se va a ir acrecentándose. La política ha equivocado los últimos 20 años, con gobiernos persiguiendo las demandas de los pueblos originarios ha sido un completo fracaso. La única manera de resolver esto, es que el Estado dé una respuesta política distinta al conflicto. No digo que vamos a volver al estado de fines del 1.800. Lo que sí digo, es que hoy el Estado puede perfectamente abrir un camino de reparación por el daño que les ha hecho no solamente a los mapuches, sino también, a La Araucanía.

 

Single content advertisement top
IMG_1698

Plan Impulso Araucanía mejora calidad de vida de familias de escasos recursos a través del MDS

la afectación

Diputado Sebastián Álvarez: “La Hidroeléctrica Los Aromos era una amenaza para la comunidad”

Related posts