9:44 am - Lunes Diciembre 16, 2019

El acuerdo para Nueva Constitución: Participación ciudadana será clave

Claudio Nuñez
el acuerdo ok

Con el compromiso del restablecimiento de la paz social y el orden público, así como el total respecto a los derechos humanos y la institucionalidad democrática, representantes de los partidos políticos, con excepción del PC, suscribieron el histórico “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”, que apunta a generar una nueva Carta Magna que reemplace la de 1980.

La tensión en la madrugada de ayer era máxima en el edificio del Congreso en Santiago y solo minutos después de las dos de la madrugada, los dirigentes de los partidos juntos a senadores y diputados recibieron a la prensa e

Casi a las 2 de la madrugada salió “humo blanco” en el Congreso. Los presidentes de los partidos, senadores y diputados se sentaron a la mesa del salón Pedro León Gallo y anunciaron, a través del presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), la puesta en marcha de un proceso constituyente que permitirá sustituir la actual Constitución de 1980. Con ello se pudo punto final a una reunión que se extendió por más de 15 horas.

Tras la crisis política y social agudizada por las movilizaciones de octubre y luego de días de conversaciones y negociaciones que se extendieron hasta la madrugada de este viernes 15 de noviembre se dio paso a un documento suscrito por los representantes de todas las fuerzas políticas y que fue leído por el Presidente del Senado, Jaime Quintana. (Ver documento aparte).

“Queremos ponernos a la vanguardia de un verdadero contrato social con Constitución 100% democrática”, señaló el senador Quintana quien explicó que el acuerdo tiene como eje la participación ciudadana.

En lo fundamental, propone un mecanismo que consistirá en convocar a un Plebiscito en abril de 2020 donde los ciudadanos y ciudadanas podrán elegir por el camino de una Convención Mixta Constitucional o una Convención Constitucional.

La elección de los miembros de ambas instancias será en el mes de octubre de 2020 en conjunto con las elecciones municipales.

El órgano constituyente deberá aprobar normas y reglamentos con un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio. El plazo de ejercicio del órgano constituyente será de 9 meses con una prórroga de 3 meses.

Una vez redactada la nueva Constitución será sometida a un plebiscito ratificatorio.

A la una de la mañana, todavía se esperaba que la derecha saliera de la reunión en el segundo piso del Congreso. El principal obstáculo se centraba en el cuórum requerido para aprobar la carta fundamental. La fracción que se barajaba era la de 2/3, pero el punto crucial sería ese cuórum se aplicaba a cada artículo, a cada capítulo o de forma general a todo el texto. Esa era la trinchera de los partidos de derecha porque aun siendo minoría, el porcentaje les permitiría vetar el documento en su integridad.

Finalmente, ese punto no se resolvió y debería de tratarse a través de la ley orgánica que regulará el proceso constituyente.

 

“Quórum 2/3 es muy alto”

 

El abogado constitucionalista, académico y experto, Jaime Bassa, realizó un análisis sobre el acuerdo político por una Nueva Constitución firmado en la madrugada de ayer, donde explicó algunas características del acuerdo político.

Sobre la polémica del quórum de los dos tercios, el académico asume que “es muy alto, pero como el órgano constituyente no será binominal, será muy difícil que opere como una trampa. No podemos confiarnos: nuestra participación en las elecciones constituyentes y en las deliberaciones es clave”, dijo en una nota del portal theclinic.cl.

Bassa añade que “esos 2/3 serán el piso para que cualquier materia entre en la Constitución y funciona para todos los sectores por igual. Eso obligará a negociar en la constituyente, con los votos en la mano y no con la Constitución del 80 como trinchera”.

 

Las dudas de los comunistas

 

Sin embargo, una de las colectividades que no participó de este pacto fue el Partido Comunista (PC), llevándose las críticas surgidas desde todos los sectores. Dicho partido se manifestó en contra del quórum de 2/3 que definirá las materias de una nueva Carta Magna, acusando que si la derecha logra más de 1/3 de los constituyentes, podría vetar el proceso.

Además, desde el PC sostienen que no fueron convocados ni informados sobre el actual acuerdo.

 

“El problema depende también de quiénes compongan la nueva Asamblea Constituyente, que se va a llamar Asamblea Ciudadana, que son cien por ciento electos. Si se usa ese mecanismo, va a depender mucho de quiénes sean electos. Porque si la derecha logra tener más del tercio de los constituyentes, va a tener derecho a veto, va a poder vetar muchas cuestiones que son objetivos muy importantes de cambio que necesitan nuestro país”, explicó el presidente del PC, Guillermo Tellier a El Siglo, medio perteneciente a ese partido.

 

Senadores: todos optimistas

 

La senadora Jacqueline Van Rysselberghe señaló que “estar sentados acá es un esfuerzo de dialogo en un ambiente donde reinaba el miedo, la violencia y falta de paz. Por eso estamos agradecidos de haber sido parte de la construcción de un acuerdo para buscar respuestas y acuerdos de justicia social  y para derrotar la violencia que se ha engendrado”.

A su turno, el senador Álvaro Elizalde destacó que “serán los ciudadanos y ciudadanas quienes definirán si quieren una nueva Constitución y cuál es el mecanismo para generarla a través de dos alternativas: una convención mixta y convención constitucional que equivalente a la asamblea constituyente”.

El senador Felipe Kast, afirmó que el Senado y la clase política se puso a la altura y  calificó la jornada como “de humildad”, destacando que “se ha puesto primero a la ciudadanía y ahora le corresponde a ellos decidir cuál es el mejor procedimiento”

Por su parte, el senador Felipe Harboe, presidente de la Comisión de Constitución y uno de los que encabezó las conversaciones afirmó que “haría un llamado a entender la magnitud de este cambio. Agradecemos a todos quienes contribuyeron para llegar a este acuerdo” y agregó que “es hora de reencontrarnos”.

Visiblemente emocionado, el Vicepresidente del Senado, Alfonso de Urresti, señaló que quiero felicitar a ciudadanos de Chile, aquí sufrió gente y eso hay que rescatarlo porque nunca más quiero que eso se vuelva a repetir en el país. Pudimos aportar e hicimos lo que correspondía.

El senador Francisco Chahuán se mostró agradecido y satisfecho por “el esfuerzo de diálogo y ésta es la oportunidad de avanzar en un país más justo, más solidario que se haga cargo del marco constitucionalidad y también de la seguridad, la paz y la justicia”.

Single content advertisement top
becker

Temuco: Alcalde Becker le dice “no” a los fuegos artificiales de año nuevo 2020

Santiago, 11 de octubre de 2017.
La directiva de la UDI, representada por su presidenta Jacqueline van Rysselberghe y la senadora Ena von Baer, acompañadas por el alcalde de Rio Bueno, Luis Reyes, se reunieron con el ministro del Interior, Mario Fernández, para solicitarle las medidas, "que en virtud de su cargo le competen", por la agresion contra el jefe comunal "por parte de manifestantes que participaban en una marcha de comunidades mapuches".
Christian Iglesias/Aton Chile

Jacqueline van Rysselberghe, presidenta de la UDI: “Agradecidos de haber sido parte de la construcción de un acuerdo que derrote la violencia”

Related posts