10:23 pm - Domingo Mayo 19, 2019

Biomasa forestal surge como importante alternativa de descontaminación en Temuco

Claudio Nuñez
Gustavo Ramírez

Proyecto privado busca disminuir 47 toneladas anuales de mp2,5 en la capital de la Araucanía.

Durante 17 años, Gustavo Ramírez y su familia, antes de cada invierno tenían que comprar, trozar y guardar leña para sobreponerse al frío de Temuco. El trabajo que demandaba lo anterior y estar en una de las zonas más saturadas ambientalmente del país, fue el aliciente para ser parte del inédito proyecto piloto de calefacción con biomasa de la empresa Aguas Araucanía para aportar a la descontaminación de la ciudad.

Así, Gustavo junto a otros cuatro vecinos de la Villa San Sebastián, comenzaron a ser parte de la iniciativa en la cual se han invertido más de 100 millones de pesos. El proyecto implicó la construcción de una pequeña caldera en un terreno anexo a la villa beneficiada y que pertenece a Aguas Araucanía, las conexiones a las viviendas mediante ductos y la instalación en cada una de ellas de una subestación que regula las temperaturas ambientales y del agua.

Los resultados del piloto serán determinantes, ya que si son positivos, la empresa proyecta invertir cerca de 1.800 millones de pesos en implementar el sistema en toda la villa, lo cual supone calefaccionar más de 200 viviendas.

El gerente regional de Aguas Araucanía, José Torga, cuenta que es un desafío para la compañía, involucrarse en un proyecto de estas características que no tiene relación directa con el ámbito de acción de la sanitaria. No obstante, el interés por contribuir al cuidado del medio ambiente del grupo Aguas Nuevas, controlador de Aguas Araucanía, en las regiones donde tiene presencia, los llevó a invertir en este ambicioso proyecto, aportando a un tema de alta sensibilidad para Temuco y Padre Las Casas.

El ejecutivo indicó que la idea es concluir este año el estudio de campo, vale decir, determinar si es o no sostenible económicamente el proyecto para las familias. Ello, teniendo en cuenta que en calefacción y gas para el agua caliente estos hogares gastan en promedio 900 mil pesos anuales.

“Los vecinos quedaron encantados con la idea. Ellos nos empujaron para apurar los procesos, han cooperado y aportado para que esto funcione”, dice Torga.  Y agrega que “lo más importante es que mensualmente el gasto cuadre con lo que cada familia ha históricamente destinado para calefacción y consumo de agua caliente”.

En teoría, el concepto es generar calor con biomasa forestal en una caldera que calienta un fluido, el que luego es distribuido a través de ductos a los hogares, ahí una subestación controla las temperaturas tanto del agua sanitaria como también de calefacción. Un concepto distrital muy común en Europa y que en Chile “aún está en pañales” sostiene el seremi de Medioambiente Araucanía, Marco Pichunmán, quien confirma que los residuos contaminantes fruto de este proceso son prácticamente nulos.

“Aquí está surgiendo tecnología local, hay innovación de la región, y cuando este proyecto entregue sus primeros resultados, seguramente va a ser de gran interés para el resto del país”, manifiesta Pichunmán.

Biomasa

“El combustible utilizado como base del diseño  es biomasa de residuos forestales, por ser económicamente la más conveniente y con una potencia calórica 30% mayor a la leña. En Aguas Araucanía calculan que gracias a la utilización de este producto, por cada casa que se conecte al nuevo servicio podrán sacar del aire de Temuco 200 kg por año de micro partículas 2,5, las más dañinas para la salud. Si conectan toda la villa serán eliminadas del aire aproximadamente 47 toneladas del material.”

José Torga asegura que “es una solución medioambientalmente compatible, y permitirá a las autoridades verificar de manera sencilla el origen y la calidad de la biomasa utilizada”.

Patricio Santibáñez, presidente de la Corporación Chilena de la Madera – CORMA – en la Araucanía, detalla que “en la región existen cerca de 600 mil hectáreas de plantaciones forestales, de éstas, se logra una cosecha anual cercana a las 20 mil. Es un combustible abundante y barato”.

En CORMA calculan que de cada hectárea pueden lograr hasta 50 metros cúbicos de biomasa y hoy más de un 15% de la producción se aprovecha para esto, el resto se degrada en los terrenos. Santibáñez agrega que la biomasa de residuos forestales puede competir con la leña. “Solo falta más demanda, porque interés en la industria existe”.

Single content advertisement top
Filed in
IMG_20160513_105618822

Productores ovinos de Angol reciben recursos del Fosis

Sello Q de Sernatur

Empresas de turismo pueden postular a cofinanciamento para implementar normas de calidad

Related posts