11:19 am - Jueves Noviembre 15, 2018

Alcaldesa de Vilcún preocupada por intención de modificar la Ley Indígena para venta de tierras

Claudio Nuñez
alcaldesa,

En tradicional izamiento de bandera ancestral en frontis del edificio consistorial de Vilcún. Presidente del Consejo de Loncos dijo que “Hay deudas históricas, como el reconocimiento constitucional y sobre esa base estamos haciendo cosas que pertenecen a nuestros derechos”.

Su preocupación por la intención del gobierno de modificar la Ley Indígena para permitir la venta de tierras, expuesta en la región por el intendente Luis Mayol Bouchón, manifestó la alcaldesa de la comuna de Vilcún, Susana Aguilera Vega, ante el Consejo de Loncos y representantes de las más de 80 comunidades mapuche que habitan el territorio y que este jueves asistieron a la tradicional ceremonia de izamiento de la bandera ancestral en el frontis del edificio consistorial.

La actividad, que en la comuna se realiza desde el año 2014 en el marco del We Tripantu y Mes de la Cultura Mapuche de común acuerdo con el Consejo de Loncos, comenzó muy temprano con una rogativa en el sitio ceremonial de la Comunidad Leviu N°3, ubicado a la entrada de la localidad de Vilcún, para continuar con una caminata por la calle principal, hasta llegar al frontis del edificio consistorial, donde se realizó el izamiento de la bandera azul con estrella blanca de ocho puntas, definida en 2014 por el Consejo de Loncos como símbolo de la paz con que anhelan vivir en el territorio.

“No nos negamos (a las modificaciones a la Ley Indígena), pero no queremos que una vez más las comunidades sean despojadas de sus territorios que tanto les ha costado conquistar. La restitución de tierras es un derecho, no puede ser vista como un negocio”.

Manifestó la alcaldesa que la restitución de tierras tiene que ver con una deuda histórica. “El Estado de Chile está en deuda con las comunidades. Este es un tema político, no de represión policial. Por eso, hoy decimos que no queremos más hechos de sangre en nuestros territorios ni en nuestra región. Queremos vivir en paz, tranquilidad y armonía”, enfatizó la alcaldesa, única mujer que ocupa este cargo en las 32 comunas de La Araucanía.

En este We Tripantu, la autoridad comunal recordó que fue a través de los gobiernos de la Concertación y Nueva Mayoría, que desde la firma del Acta de Nueva Imperial -que dio origen a la Ley Indígena y a la Conadi- se han logrado avances en la recuperación de la cultura mapuche, en la lengua y en la incorporación de la educación intercultural bilingüe en los establecimientos educacionales, entre otros, precisando que es en esta última instancia donde radica el rescate y real recuperación de la cultura ancestral.

 

“Romper las barreras”

 

Por su parte, el presidente del Consejo de Loncos de la comuna de Vilcún, Sergio Cheuquepil, destacó que para que el reconocimiento se haga efectivo “nosotros los pueblos interesados debemos hacer sentir nuestras demandas”, al puntualizar que esta bandera representa la convivencia, el reconocimiento a los pueblos originarios, “representa que tenemos que romper las barreras de racismo y discriminación que históricamente nos han afectado”.

“De manos del Estado no hemos sido considerados como pueblo originario. Hay deudas históricas, como el reconocimiento constitucional y sobre esa base estamos haciendo cosas que pertenecen a nuestros derechos; exigimos visibilización, hacernos presente, convivir en paz y armonía”, precisó.

El lonco Cheuquepil fue enfático en precisar que “hoy como sociedad nos cuesta cada vez más vivir en paz. Somos inconsecuentes. Hablamos de paz y después estamos en medio de conflictos. No se puede hablar de paz cuando la legislación nacional no nos favorece”.

“No podemos hablar de paz cuando hacemos cosas amigablemente y después viene la represión. No podemos hablar de paz si andamos con una pistola en la cintura. No se puede hablar de paz así, cuando los propios señores de fundos privados a veces le prestan vehículos personales a la autoridad para que nos allanen y presionen. Eso no es paz, eso es represión, eso es persecución”, concluyó, al destacar que por eso el Consejo de Loncos de la comuna de Vilcún está trabajando para reivindicar la lengua, la cultura, el territorio y todos los valores de sus antepasados.

El lonco Cheuquepil entregó una carta a la máxima autoridad comunal, documento en que el Consejo de Loncos de Vilcún solicita que desde 2019, la bandera ancestral pueda ser izada desde el 1 de junio para que permanezca en el frontis del edificio consistorial durante todo el mes.

La actividad contó con la presencia de representantes de las comunidades de Curaco, Malla, Llincad, Quintrilpe, Curileo, Collin, Llamuco, Viluco, Vega Redonda y de sectores urbanos, así como de estudiantes de educación básica y media, de jardines infantiles, funcionarios municipales y concejales de la comuna.

 

Single content advertisement top
Filed in
registro civil

Civilmóvil atenderá este 23 junio en Portal Temuco

mmm

¿Por qué quebró la empresa CIAL de Alejandro Becker?

Related posts